sábado, 18 de octubre de 2014

EL DERECHO A DECIDIR... DE ALGUNOS





EL DERECHO A DECIDIR... DE ALGUNOS


-¡Mira, mira...!¡Cuánta banderita!
Todos esos que ahí protestando ves
sin saberlo están a mis pies.
-Pero, señor... ¿No es peligroso
levantar así a la muchedumbre?
¿Y si se nos rompe el cordel
y exigen que siempre se les consulte?
-¿Qué dices? ¡Quita, quita...!
Aquí solo se decide una vez.
Luego, chitón y a obedecer.

- - - - -

Gobernantes provincianos
tienen aires de grandeza,
las coronas y los reinos
estropean sus cabezas.
No les gusta ser iguales,
el español es ofensa,
solo piensan en dineros,
honradez a la inversa.
Líderes manipulando,
su nación es la pela,
protestar desde lo alto
su eterna cantinela.

- - - - -

Desde el balcón del poder:
-¡Gritad más fuerte, no se oye...!
¡Gritad por el derecho a decidir!
Desde la calle, sin comprender:
-¿Y qué debemos decidir?
Desde el balcón, muy feliz:
-¡Lo que me conviene a mí!

- - - - -

¡Ah, qué singular este país!
Por no decir una palabrota...
Entre vecinos se precisa
llegar a una determinada cuota
pero para independizarse
basta con que gane el “sí”.

- - - - -

-¡Queremos decidir!
-¿Cuántas veces?
-Hasta que gane el “sí”.
-¿Y luego ya no?
-¡Las reglas las pongo yo!

- - - - -

Año 2014. Provincias catalanas.
El dialecto quiere un país.

Año 2044. Cataluña ya es país.
Pide ser un continente nuevo.

Año 3800. ¿Cataqué...?
Nadie se acuerda de ellos.

- - - - -

Y a mí que todo esto del derecho a decidir
me parece un complot, un ardid
de los catalanistas y sus criadores
para que el pueblo español
acepte, como mal menor,
el racismo que se ha sufrido
aumentado al cuadrado con el federalismo
frente a la farsa de la independencia.



Autor: JOSÉ RUIZ